¡Solo ama!


Sin duda alguna, amar no es sinónimo de diversión, es en verdad el gran reto de vivir, el sentido de la vida misma. O amamos, o seremos egoístas. De ahí que amar es abrir el pecho, desnudar el corazón, sobrevolar los montes de la razón, tomar las cargas ajenas como propias, apasionarse sin mediciones, compartir tus días y años, tus logros y riquezas sean muchas o pocas; es dejar de ser tú, para completar una parte de otros, que a veces hasta ignoran lo que les falta. Solo amando hacemos a Dios visible en nuestras vidas, sea ante amigos, extraños o incluso enemigos. Si quieres ver y saborear la plenitud de Dios en tu vida,

Por Lucy Cosme

#devocionales

0 vistas