¡Ámate!


La forma como enfrentamos cada desafío revela quiénes somos, aquello que llevamos dentro. Esa esencia que tarde o temprano aflora, independientemente de una cultura, tradición o religión, y revela lo verdaderamente valioso y objetivo, eso que representa nuestros principios de vida. Hay diversos agentes en el entorno del ser humano, que convergen en su interior y transaccionan para que ceda ante las presiones de la conveniencia, la familiaridad, la seguridad, el temor y la aceptación social. Pero quienes saben lo que quieren y hacia dónde van, no ofenden a Dios con sus decisiones, pero tampoco menosprecian la felicidad. ´


Hoy, ámate, amar comienza con Dios, luego va contigo, haz lo óptimo y regocíjate. Defiende con audacia tus sueños, la felicidad y la muerte no esperan por nadie. -

By Pastora Lucy Cosme

#devocionales

0 vistas