HACER EL BIEN


Si se escribieran en un libro las buenas intenciones que no se transformaron en buenas acciones de todos los hombres a lo largo de la historia, creo que no alcanzaría ninguna biblioteca por más grande que sea. Es que los hombres y las mujeres de todas las edades se han enfrentado con el mal de su época y si tenían un corazón ese mal les dolía y seguramente muchas veces quisieron hacer algo. Hay veces en que el hombre común no puede hacer nada para paliar el mal imperante, pero cada uno tenemos oportunidades de hacer bien a alguien a quien podemos llegar.

En el caso del Señor con el leproso, vemos que el Señor no se quedó con el querer hacer el bien, sino que fue e hizo el bien que tenía que hacer. No es lo mismo querer hacer el bien que está a nuestro alcance y quedarnos en ello, que querer y hacer ese bien. Cuando se nos juzgue por lo que hemos hecho aquí en la tierra, no se nos pedirá cuenta sobre lo que no estaba a nuestro alcance hacer, sino sobre el bien que estaba a nuestro alcance hacer y no realizamos.

El Señor veía claramente la necesidad real de ese hombre postrado ante él y tenía los medios y la voluntad como para poder hacer lo correcto.

Y no se fijó en cual sería la respuesta que el hombre daría al bien que se le realizaría, sino que hizo el bien sin esperar respuesta.

La misión practica e ineludible de la vida es hacer el bien, vivir en amor y servir con excelencia.

"No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos." Gal 6:9

Pastora Lucy Cosme

#devocionales

0 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Inmunes al fracaso

ROSAS PARA EL ALMA Lucy Cosme  | 28 octubre, 2020 Muchísimas veces en tiempos rudos somos desafiados a hacer algo por primera vez, algo que muchos esquivan, pero que has nacido para enfrentar, desde

Hágase tu oración

ROSAS PARA EL ALMA Lucy Cosme  | 27 octubre, 2020 Dijo Jesús que cuando oremos pidamos que como está en el cielo se haga en la tierra, y esa palabra “está” deja bien claro que ya hay en existencia mu

¡Corrientes vivas!

26 octubre, 2020 Si Dios muestra Su amor como una luz que no se extingue, ¿quiénes somos nosotros para no amar en todo momento? Con su ejemplo, nos hizo evidente que el amor como tal, ante todo se dem