¡Dios Sabe!


¡Quien se humilla será enaltecido, quien se deja adiestrar por el manso y humilde de corazón dominará los escenarios más adversos! Humillarnos ante el Señor significa reconocer que somos carne y hueso, sujetos a pasiones, que tenemos debilidades, que podemos fortalecerlas y aprender de ellas sólo si Dios interviene; la carne puede ser fortalecida por el espíritu. Dios es quien sabe cómo ayudarnos a no caer prisioneros de nuestras pasiones o las pasiones de otros; de sentimientos, voluntades volátiles, y no ser gobernados por deseos engañosos, ni por nuestra inteligencia limitada, ni siquiera por nuestras circunstancias. Humillarnos es bajar nuestra cabeza para que la sabiduría de Dios nos conceda la corona de seguridad y verdad, y que podamos levantarnos airosos con dignidad y confianza!

#devocionales

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

No necesitas aprobación

Lucy Cosme | 13 abril, 2021 Los magos de oriente cargando costosos regalos y conociendo que un nuevo rey había nacido, se embarcaron en un largo y peligroso viaje. Siendo un recién nacido, en el tem

Elecciones vs decisiones

Lucy Cosme | 12 abril, 2021 Jesús en su momento dijo: “María escogió la mejor parte, la cual no le sería quitada”... Hablaba sobre la decisión de dos hermanas estupendas, y aunque ambas eligieron su

Dilo tú

Lucy Cosme | 9 abril, 2021 Nadie dirá las palabras que no dices, ni podría explicar certeramente lo que siente tu corazón, hablar es nuestra responsabilidad, hablar bien es nuestro privilegio. Acept