¡Limpia tu lente!


Se dice que: “La cámara muestra lo que ve” pero un buen fotógrafo puede mirar cosas que el lente apenas capta, puede sentir, apreciar e intuir. La peor fotografía que podría tomarse de alguien es usando el lente de la culpa y el prejuicio, porque sale siempre en negativo, enfocando el zoom en un corazón implacable, condenatorio y vengativo. Algunos se han quedado con la patética foto de un Dios que juzga, no perdona y no comprende nuestras situaciones ni las razones por las que erramos, un Dios implacable, impaciente y cansado de nuestros desaciertos, pero nada es más lejano de la verdad, debes limpiar el lente de tu alma y conocer su inconmensurable amor, ¡amor que no mira la apariencia, sino el corazón!

Pastora Lucy Cosme

#rosasparaelalma #devocionales

0 vistas