Fe

Hoy necesitas fe para llegar donde no puedes, para abrazar lo lejano y aceptar lo que hoy es imposible pero mañana sucederá, para cambiar el llanto por la risa o el miedo por la certeza, para no asustarte con la verdad sino llenarte de valor, para sanar y no colapsar, para seguir en vez de recogerte, para estirar el corazón cuando todo está descartado, para creer en la mano de quien da a cambio de nada, perdona todo sin juzgarte y te sostiene sin cobrarte. Fe para asumir que lo mejor vendrá después de tus peores días. Piénsalo, la mente es como un Mar Rojo, el corazón es un Jordán y la vida un mar de Galilea pero quienes le creen a Dios, ni se estancan, ni se rinden, pelean!

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Conciencia

Es muy de moda diseñar mentiras a la medida, argumentos para toda ocasión, y mientras cubrimos con excelencia las apariencias, habita semidesnuda y harapienta la conciencia. La mentira aunque nos llev

¡Sepamos esto!

Lucy Cosme | 18 diciembre, 2020 Una de las cosas maravillosas de la fe es que nos revela la frondosa, profunda e inagotable paternidad de Dios, quien nos ama tanto, porque lo hace por medio de su hi