¡Corrientes vivas!

26 octubre, 2020


Si Dios muestra Su amor como una luz que no se extingue, ¿quiénes somos nosotros para no amar en todo momento? Con su ejemplo, nos hizo evidente que el amor como tal, ante todo se demuestra, se comparte y se compromete, vuelve a renacer en los cauces del dolor, se justifica en la entrega total, se magnifica en las arenas de la lucha, se expone en la amistad sin tregua, perdona lo imperdonable y se impone en el terreno de lo imposible. Amar es el mayor desafío de la vida, la mejor aventura y la misión más noble. Implica grandeza, sinceridad y propósito y una vida que le dé sentido a sus corrientes vivas, esas por donde Dios mismo se deja sentir.

31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

No necesitas aprobación

Lucy Cosme | 13 abril, 2021 Los magos de oriente cargando costosos regalos y conociendo que un nuevo rey había nacido, se embarcaron en un largo y peligroso viaje. Siendo un recién nacido, en el tem

Elecciones vs decisiones

Lucy Cosme | 12 abril, 2021 Jesús en su momento dijo: “María escogió la mejor parte, la cual no le sería quitada”... Hablaba sobre la decisión de dos hermanas estupendas, y aunque ambas eligieron su

Dilo tú

Lucy Cosme | 9 abril, 2021 Nadie dirá las palabras que no dices, ni podría explicar certeramente lo que siente tu corazón, hablar es nuestra responsabilidad, hablar bien es nuestro privilegio. Acept