¡Expresó su amor!

La mente suprema no podía usar un método más inteligente y menos cruel para salvar a la humanidad que la misma cruz que idearon los bárbaros e imitaron griegos y romanos. No podía. Pues nunca fue asunto de sabiduría, sino de cumplir toda justicia. Ni toda la sabiduría universal consolidada podría pagar lo que el precio de su sangre para borrar el pecado. Se requeriría de todo el valor y el amor para no dimitir cuando nadie comprendiera el plan del cielo, el costo del rescate y el inconmensurable sacrificio del rescatista. Dios decidió amarnos desde el cielo, amarnos por siempre, aún desde una cruz, allí expresó un amor superior a todos los pecados, los errores, las afrentas, a toda vergüenza y a todo dolor. Su amor es nuestra paz.

56 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Conciencia

Es muy de moda diseñar mentiras a la medida, argumentos para toda ocasión, y mientras cubrimos con excelencia las apariencias, habita semidesnuda y harapienta la conciencia. La mentira aunque nos llev

¡Sepamos esto!

Lucy Cosme | 18 diciembre, 2020 Una de las cosas maravillosas de la fe es que nos revela la frondosa, profunda e inagotable paternidad de Dios, quien nos ama tanto, porque lo hace por medio de su hi

Tiempo de vida

Lucy Cosme | 15 diciembre, 2020 Como sabemos el tiempo de Dios no es el nuestro, sus pensamientos tampoco, andamos en dimensiones diferentes, pero necesitamos sincronizarnos. Su tiempo es lo que del