!Primero, lealtad!

Escuché decir que el temor es el interés que se paga por una deuda que no se tiene y definitivamente es el roedor de conciencias de quienes temen más a los hombres que a Dios.

Cuando el temor al repudio de alguien es más fuerte que el amor y la lealtad a tu prójimo, engañar y simular integridad requerirá tanta de tu energía creativa que tendrás que trabajar el resto de tus proyectos con fuerzas promedio. Ser leal requerirá de lo mejor de ti, pero atraerá lo mejor de Dios, pues cuando a Él le agrada la conducta de un hombre hasta a sus enemigos los hace estar en paz con Él.

Mientras tu coeficiente de inteligencia se mantenga por encima de tu nivel de integridad estarás destinado al fracaso.

97 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Que sea bendición

Para que Abraham y Sara heredaran las promesas, el Señor operó profundamente en sus mentes y corazones, cambió su historia para que pudieran ser los pioneros de una fe muy particular, en un mundo que

Revisa intenciones

No culpes al amor de tu dolor, para ser felices primero debemos ser justos, ajustar cuentas, cubrir faltas, mirar la falda del iceberg, decodificar silencios, apagar la sed de justicia propia, usar la

No desesperes..

No desesperes Lucy Cosme Rosas para el Alma 14 Junio 2021 Nada tan potente para ir más allá de lo usual como el poseer una revelación personal dada por el Espíritu Santo. No existe convicción mayor qu