De ahí entendemos que todo lo bueno debería hacerse habitual y tenemos el poder para ello… y dado que lo habitual se hace costumbre, la costumbre ley y la ley una tradición… los hábitos son poderosos porque terminan definiendo una buena parte de nuestro futuro, ya que nos convertimos en lo que hacemos. Aristóteles lo dijo así, “nos convertimos en lo que hacemos de modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”. Los hábitos van mucho mas allá del cambio, son largas raíces que nos llevan hasta la transformación. De algunos hábitos algunas personas no pueden deshacerse, porque envician el alma y esclavizan el cuerpo, pero para la gente que vive con fe y cree en su razón de vida, todo es posible! J

Manual #1 - Hábitos

5,00$Precio